LOS FUTUROS INFELICES

Un distendido paseo por la indiferencia
Nos hace poco a poco perder la paciencia
Y el hastío es el grito final del uso abusivo
De la bondad personal

Y aúllo sin querer pues exploto en mis adentros
Saciando los oídos de los idiotas sin preceptos
Que mancillan mi nombre, mi yo y mi todo

Y me acusan de ser peor que el oro
Por el que todo el mundo se pierde
Por el que todo el mundo se arrastra
Por el que todo el mundo se olvida.

Mas siendo un tesoro también me otorgan
Un valor de incalculable atracción
Que ellos mismos admiten haber codiciado.

¿Quiénes se pierden?
¡Ellos, ambiciosos!
¿Quiénes se dejan?
¡Ellos, codiciosos!
¿Quiénes se prostituyen?
¡Ellos, egoístas humanos!

Enfermos y ciegos de pretensiones
De ser lo que  no son
De nuevas proclamas que esparce el viento
De envejecidas proclamas que se lleva el tiempo
Pues quedan ancladas en un pasado
Que pretenden como presente

Y poco a poco quedan atrás
Se secan, se tiñen de sombras tantas habladurías
Sin sentido, sin bondad, vendidas como indiferencia

Y poco a poco el transcurrir del sabio tiempo
Otorga la oportunidad de tornar el sinsentido
En absurdidad que les deja sin armas de doble filo
Ahora ridiculizadas a meras pretensiones de armas

Y poco a poco se consumen en la envidia
Que les roe el alma y les lleva por la senda
De la perdición, del odio, de la ignorancia.

Y poco a poco los que resistimos somos felices
Y ver cómo ellos, redimidos, nos dan la razón.

Y poco a poco…

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s