Se juntaron el hambre y las ganas de comer e implosionó el mundo. El Big Bang sería una broma que pasaría a los anales de la historia como una tarta de manzana recién horneada.

Iba la escuálida hambre tranquilamente desesperada en busca de alimento, cuando se cruzó con una obesidad túrdula. Casualmente, córrase la… Leer más Se juntaron el hambre y las ganas de comer e implosionó el mundo. El Big Bang sería una broma que pasaría a los anales de la historia como una tarta de manzana recién horneada.