TE ESCRIBO DESDE NINGUNA PARTE

Te escribo desde el subsuelo de la vida, unas palabras tristes y grises pero llenas de amor. Dicen que el amor es felicidad y alegría pero para mí es angustia y dolor.

¿Está todo el mundo equivocado? ¿Lo estoy yo?

Te escribo desde la cama de la esperanza, allí donde despierta cada día y donde se acuesta el insuflo de la primavera.

Apenas te siento ya y eso me aterra pues te estás convirtiendo, paulatinamente, en un espectro del pasado que se dibuja cual borrón que ni siquiera existió y que se extingue en la conciencia.

Te escribo desde el atisbo de sol que asoma por la rendija, que dura un suspiro y que trato de eternizar con esta carta que te dedico.

Te escribo desde el pasado, desde el presente para el futuro.

Te escribo para no olvidar tu dulzura y tus inmensos ojos. Si dejara de escribir no podría desvanecerse tu imagen.

Te escribo desde tu fotografía, desde tu sonrisa eterna, plasmada por siempre jamás en el recuerdo del papel.

Te escribo desde la insuficiencia de las palabras que escasean y parecen menguar a medida que se acrecenta el sentir.

Te escribo desde el fondo del mar donde la presión mata y hace insoportable la vida.

Te escribo desde un cajón, escondida, donde permanecen nuestros momentos de secreta ternura.

Te escribo desde el jardín de flores que nunca tuvimos, desde la estrella que coronaba la cumbre impalpable de la eternidad, desde la alacena del sentimiento.

Te escribo desde todos los huecos, rincones, esquinas…

Te escribo desde ninguna parte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s