Mis cadenas y grilletes- PRIMERA PARADA

Me siento fuerte, estoy y soy fuerte y en esta ocasión NADA ni NADIE me puede desviar de la predisposición para hacer bien las cosas. Por primera vez en mi vida me dispongo a ROMPER realmente con todo aquello que me tiene encajonada, mermada y aprisionada. Pero la que realmente se encorseta soy yo misma, soy yo la que se pone los grilletes con  lógicas de actuación que he ido adquiriendo con los años y la EDUCACIÓN, SOCIAL Y NORMAL.

Desde hace años, vengo repitiendo un patrón de conducta que me lleva a caer en unos agujeros negros de los que no puedo salir por mí misma y siempre acaba teniendo que rescatarme mi alma gemela que sabe exactamente lo que me pasa, cuando me pasa y es la única persona sobre la faz de la tierra que tiene las claves para salvarme.

Pero esta vez siento que todo es diferente y a pesar de que esta persona está conmigo, camina a mi lado y me sostiene, soy yo la que tiene la firmeza de voluntad para salir del pozo por siempre jamás. Estoy personalizando el eterno retorno de Nietzsche y empieza a desprenderse de mí un olor a putrfacción que no puedo soportar. Siento un tufillo a refrito que me se me repite y del que no puedo desprenderme.

Todo empieza en casa. Una educación, unas normas, un comportamiento que se va adoptando con el paso del tiempo. Jodorowski dijo «¡Ayayay estos padres tóxicos, nos piden ser lo que no somos, y nos culpan por ser lo que somos!». Yo no los culpo a ellos por ser como son, a estas alturas no pueden evitarlo pero nunca se han preocupado por saber quién soy yo y en su defecto se han responsabilizado de dotarme con todo tipo de herramientas para defenderme en el mundo real. Todas las herramientas educacionales habidas y por haber menos la que yo más necesitaba para no caer en todas las relaciones tóxicas en las que me he ido metiendo: el ser yo misma, el respetar mi yo real, el puro, el que es de verdad y no lleva máscaras. Lamentablemente mi «yo real» es contrario a todo lo que me han enseñado a lo largo de mi vida porque en esencia lo ÜNICO que necesito para ser feliz es amor, dedicación , cariño e imaginación para vivir una vida plena que escape de la rutina que va matando poco a poco. Todo lo demás me sobra.

No me importará tener un trabajo mal valorado socialmente si yo estoy conforme con lo que hago, si se corresponde con mis valores sentidos y propios desde mi centro de gravedad. No me importará tener un piso de mierda, lúgubre, pequeño y no sé qué ostias más porque no es lo importante, son cosas que no me importan en realidad aunque,por educación y por seguir en una línea QUE NO ES LA MIA PROPIA, le solía otorgar una cierta importancia. No me importará estar sola porque prefiero estar sola (que sé que nunca lo estaré) que tener buitres a mi alrededor alimentándose de la carroña que deja el sistema.
POR LO TANTO Y PRIMER PUNTO VITAL DEL CUAL LIBRARSE: LOGICAS ADQUIRIDAS O LINEAS DE COMPORTAMIENTO QUE NO SE CORRESPONDEN CON MI «YO REAL» SINO QUE PROVIENEN DEL EXTERIOR Y HAN SIDO IMPLANTADAS SIN MI PERMISO.

Estas lógicas hacen que, automáticamente, salten comportamientos que en realidad , si estuviese actuando desde EL CENTRO DEL «YO REAL», no adoptaría. Y a medida que pasa el tiempo y esas lógicas van penetrando en ti, te vas perdiendo y alejando de tu esencia y vas reaccionando a los elementos que van surgiendo en tu vida. Y de repente te encuentras con un trabajo en el que NO PUEDES MAS, te amarga la existencia, no puedes sufrirlo pero ahí estás… perdiendo el tiempo, un tiempo que no vuelve, se va, se esfuma y  que no recuperarás jamás. Pero tú sigues ahí, en esa silla, delante de ese ordenador, dejando que otros se alimenten de ti y de tu tiempo no vivido. Y te vas vaciando, a medida que estás ahí, te vas arruinando, llegas a casa y ya no lees, no escribes, no buscas contenido audiovisual, no compartes, te vacías… ¿Hasta cuándo podrás aguantar?
Pues está claro que eso dependerá del «yo real» y de la esencia de cada uno. En mi caso siento que me voy vaciando y quedando sin recursos. Nada me aporta nada porque lo que realmente me hace vibrar es la pureza de las personas y los ambientes limpios sin indicios de interés, egoísmos, egocentrismos, triquiñuelas para chuparte la sangre. No lo soporto y es por eso que he optado por no relacionarme con casi nadie. Hace mucho que corté con el mundo porque hay una serie de comportamientos sociales que no puedo soportar. Existe un protocolo establecido con el que no me identifico y no quiero tener que pasarme una noche/cena haciendo ver que me importa lo que alguien que acabo de conocer me cuenta. Tu vida no me interesa, lo siento. Así que por la parte social estoy muy restringida y por ahí no me entra demasiada mierda que digamos.

Pero soy un ser lamentablemente sensible y emocional así que no puedo evitar sentir. Y cuando siento los demás me ven frágil y se aprovechan. Es la historia de mi vida. Menos mi alma gemela y todos aquellos que nos rodearon durante un tiempo, con todos los demás he sentido que me han sangrado por algún lugar, siempre he acabado perdiendo algo mío y si no, perdiéndome a mí misma.

Pero en este tren a ninguna parte la PRIMERA PARADA es la de las lógicas educacionales en casa y todas aquellas manera d’actuar que no me pertenecen y que provocan otras maneras de actuar. Por ejemplo si yo veo que mi hermano se rasca los huevos, que ni estudia, ni trabaja ni tiene intención de hacerlo nunca y yo siempre lo critico por ello, lo lógico es que adopte otra manera de comportarme a la contra, es decir que encuentre trabajo porque si no, en mi casa se lee que somos iguales y hacemos lo mismo. Yo sé que no estamos haciendo lo mismo porque somos la noche y el día pero se puede interpretar como si hiciéramos lo mismo. NO. A mí me tiene que dejar de importar el cómo se interprete y yo tengo que ser yo en todo momento porque si por reacción salgo a buscar trabajo (que es lo que he hecho durante toda mi vida), como lo hago desde una lógica que no es mía y no va con mi persona, me equivocaré seguro. Y como me equivocaré empezaré a adoptar una serie de procedimientos que me llevaran al desastre y la pérdida total que es lo que me ha pasado siempre.

El trabajo me vacía y entonces empiezan a colarse relaciones con personas tóxicas que se acaban aprovechando de mí y sólo están por su propio interés, que nunca me han querido y que han estado en beneficio propio, comodidad y un sinfin de etcéteras que seguro comprenderéis y no os sonarán a chino porque lo habréis experimentado todos. Y me voy debilitando y volviendo patética, aceptando cosas que son intolerables y que echando la vista atrás y reposicionada en mi centro me pregunto ¿Cómo es posible haber dejado que me pasara esto? ¿Cómo es posible haberse enajenado tanto?

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s