Asimetr铆a cacof贸nica: El toro, la musara帽a y las 4 leyes del universo.

De la sombra del temor a las tinieblas de nuestra raz贸n tan poco respetuosa con el pr贸jimo. Pocas luces alumbran cuando ataca el monstruo interior o nos parte el rayo de humanidad con cegadora intensidad.
De nada sirve leer libros si, llegado el momento, nos volatilizamos y escapamos por nuestras propias porosidades.

Et茅reo, siempre has sido de endeble consistencia, poco afianzado, de falsa docilidad. Un lobo con piel de cordero degollado cuyas l谩grimas de cocodrilo reptan al igual que t煤. Pidiendo clemencia no te has visto perla rara, una perla, en efecto. S贸lo se puede realmente llegar a conocer a las personas cuando se ha tenido una buena pelea con ellas. Es entonces cuando salen a relucir sus verdaderas miserias.

Dura y 谩spera me he vuelto aunque no siempre haya sido. Obtusa cuando inflexible, de falsa contumacia porque al final, sabes bien que el fuelle se pierde. Por si las moscas, bravucona como el toro que arremete contra todo, no sea caso que se cuelen las serpientes por las madrigueras. Aun as铆, las musara帽as logran acceder por los puntos ciegos. Un tel贸n de acero que sol铆a proteger una fragilidad ya inexistente qued贸 entre bastidores. Ahora m谩s refinadamente basta, el teatro se bast贸 del tiempo para cesar.

Y t煤 que parec铆as de papel te eriges acicalado del desprecio m谩s orgulloso. Ninguna sorpresa, el perro apaleado se aleja del humano a pesar de que este humano por lo menos te escupi贸 en la cara. As铆 son las cosas. Solo me queda la rabia de que seas incapaz de darte cuenta. Sin embargo s茅 que es puro ego, porque siempre tengo que tener raz贸n y la 煤ltima palabra.

Quise. Voluntad. Con voluntad todo se puede en este mundo, hasta aguantar la miseria, la basura, las condiciones de vida infrahumanas. Es lo que hay pero no es lo que quiero. Quer铆a otra cosa y pensaba que… de nuevo, yo yo yo, mi idea era la que ten铆a que prevaler. Deb铆a poner en pr谩ctica lo que dicen los libros sobre el amor. Es posible amar a cualquiera, el amor universal y todas esas cosas que no se pueden llevar a cabo materialmente porque tenemos nuestros peque帽os personajes con sus peque帽os dolores y su cort铆sima vista. Yo tambi茅n, yo tambi茅n me qued茅 corta porque de nuevo quise que mi idea triunfara. Pero nada, fue un m谩s de lo mismo.

1. Llegaste porque ten铆as que llegar, me tocaba volver a pasar por un m谩s de lo mismo, bien, todav铆a no he aprendido la lecci贸n. Mismo perro, distinto collar. Misma reacci贸n en cadena

2. Lo que sucedi贸 es lo 煤nico que pod铆a haber ocurrido, supongo que ambos tenemos deberes pendientes por hacer. As铆 tuvo que ser para que aprendi茅ramos de una vez por todas, t煤 lo tuyo y yo lo m铆o.

3. Pas贸 cuando ten铆a que pasar, est谩bamos de sobra preparados para comprender la situaci贸n.

4. Se termin贸 para nuestra evoluci贸n personal. Aprendimos lo que se pudo, exprimimos la experiencia al m谩ximo de nuestras capacidades, y seguimos avanzando con ese saber a nuestras espaldas. Por mi parte espero que sea la 煤ltima vez que me pasa algo similar, pero siempre es la 煤ltima hasta la siguiente.

Hay cosas con las que ya no quiero lidiar, peleas innecesarias y repetitivas que en el fondo se generan siempre por lo mismo. Estancamiento e incomodidad.
Tampoco estoy en el momento propicio, si es que alguna vez lo estuve, de aguantar a personas, incluida yo misma, que no se preocupan por aprender de ellos mismos ni siquiera por hacer el esfuerzo de superar sus enganches mentales. Mi compromiso con este punto es esencial, por ello todos los escritos que tratan de aportar luz y conciencia a mis propias limitaciones.
No quiero jugar un rol que no eleg铆 y no tengo la menor intenci贸n de hacerle de madre a nadie. O caminan junto a m铆 o yo no remolco a nadie.
Aprend铆 a dejar ir aquellas cosas que me disminu铆an y que, una vez aprendida la lecci贸n, solo le sirven a la memoria para crear su quiste permanente de pus. Para nada sirven los recuerdos.


驴Desilusionada? Por supuesto, conmigo misma, que es lo 煤nico que importa. Cada uno debe hacer balance de lo suyo. M谩s de un a帽o leyendo, absorbiendo informaci贸n, escuchando, respetando, observando y todas esas cosas que pregona la filosof铆a del desarrollo personal y a la hora de la verdad, sigo confundida. Sigo cayendo en la trampa mental, sigo persiguiendo mariposas ideales, sigo creyendo que todo es posible. Sigo viviendo en la idea.


Vale, a ver si ahora ya he comprendido que no hay que buscar nada. Viene lo que tiene que venir cuando uno est谩 preparado para que venga. Me voy a sentar en el sof谩 y voy a seguir haciendo lo que suelo hacer, ni m谩s ni menos y que sea lo que tenga que ser. 驴Salir a buscar situaciones extraordinarias? No gracias, ya no m谩s.

Pr贸ximo art铆culo la pasividad activa, la observaci贸n plena y el ahorro de energ铆a.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s