Y RESULT脫 SER UN 6…mental, sin conexi贸n con el cuerpo, fraccionado, pasivo-agresivo.

Pues por extra帽o que parezca el eneatipo 1 no result贸 ser mi diagn贸stico. La ira no es estructural, era ira acumulada contra m铆 por mi inseguridad. Es verdad que he tenido una falta de autoridad interna, nunca me he permitido dejarme guiar por mi propia br煤jula interior. La duda es el im谩n que me hace perder el norte. Pero no es una duda clara y limpia, sino que se levanta como una niebla. Cuando llega, no se siente porque la mente est谩 ocupada con su di谩logo interno y cuando uno se quiere dar cuenta todo est谩 rodeado de incertidumbre.

No me domina el miedo, pero s铆 que es cierto que la necesidad de seguridad siempre ha imperado. Cuando veo algo que no est谩 muy claro, me alejo. Llevo un control exhaustivo de las cosas 芦por si acaso禄, especialmente de la parte econ贸mica y de salud. A veces puedo ser cobarde, s铆, como cualquiera. Sigo siendo hipervigilante, s铆, especialmente cuando duermo con alguien. Me cuesta dormir en casa ajena, aunque sea en casa de alguien muy cercano. No me f铆o de nadie excepto de mi familia y de alguna persona que lleva tiempo en mi vida y a煤n as铆, seg煤n c贸mo, me sorprendo desconfiando de sus motivaciones. Realmente el problema es que no conf铆o en m铆 y por lo tanto no puedo confiar en nadie. Hoy las cosas son as铆, pero si no lo veo demasiado claro, ma帽ana ser谩 de otra manera y punto. Soy reactiva al caos, lo odio porque lo llevo en la sangre.

Si percibo un 铆nfimo detalle, una omisi贸n, una mentira, un gesto extra帽o, desconf铆o directamente y todo empieza a torcerse. Con el tiempo y el trabajo, la vida te va demostrando que hay que confiar m谩s en ella, pero un eco retumba siempre de fondo 芦Seguro que se quieren aprovechar de ti… al茅jate禄, 芦uf… demasiados problemas… al茅jate禄, 芦Esto no me parece normal… al茅jate禄, 芦Tiene una mirada extra帽a, ha utilizado una palabra equivocada, … 隆Al茅jate ya!禄, 芦Te dijo que te quer铆a pero siempre est谩 茅l en el centro de todo.禄, 芦Te dijo que te quer铆a pero a la semana ya estaba buscando a otra porque se sent铆a solo mientras t煤 segu铆as dolida…禄

Por otra parte interviene el banquillo de los acusados e intento justificar y comprender el porqu茅 y la mente se cuestiona a s铆 misma… 芦Uf… pero 驴Realmente crees que significa lo que t煤 crees que significa?禄, 芦驴No est谩s malinterpretando la realidad?禄, 芦Est谩s siendo exagerada禄,禄No todo el mundo siente las cosas del mismo modo que t煤…禄

Siempre me quedo parada sin moverme, me quedo un ratito m谩s ah铆, para asegurarme que no estoy equivocada porque me da miedo equivocarme y pegar uno de los bandazos que siempre pego. S茅 que siempre me arrepiento con el tiempo porque se me olvidan las descalificaciones, la angustia y los gritos. Me siento sola y triste por la huida y por poco que se me conozca el otro sabe que volver茅 a caer en la desesperaci贸n porque es as铆 como funciona mi mente.

Una vez me dijeron 芦no sabes el desorden que dejas en la vida de la gente, no sabes el da帽o que causas con tu inseguridad…禄 y entonces yo redoblaba en esfuerzos por ser m谩s r铆gida, m谩s fiable, m谩s consistente, pero por dentro segu铆a el vaiv茅n tormentoso. Entonces buscaba fuera de m铆 un gu铆a consistente, alguien en quien pudiera confiar, alguien que fuese fiable, que me protegiera. Pero nunca me dejo proteger, nunca me hago vulnerable porque cuando lo he hecho me he topado con mosquitas muertas que aprovechan las confidencias para atestar alg煤n golpe bajo mientras, ir贸nicamente, me tachan de cobarde. Me encontr茅 con patrones abusivos y manipuladores de pacotilla que daban m谩s pena que otra cosa, atracci贸n de los d茅biles. Tambi茅n me encontr茅 a gente maravillosa con la que no pude seguir porque no era el momento vital y a m铆 todo me ol铆a a chamusquina. Las leyes del universo.

He dado desplantes porque me aterroriza no poder decir 芦no禄. A veces no s茅 decir 芦basta禄 y me dejo convencer de algo que no me apetece en absoluto. Por qu茅 lo aguanto? Porque me da miedo estar equivocada y me da miedo que 芦mi ego禄 me est茅 volviendo a jugar una mala pasada. Pero cuando las entra帽as aprietan y la mente se pone a despotricar contra la sensaci贸n corporal que dice 芦corre禄, hay que hacer de tripas coraz贸n y salir cagando leches, lo que me ha salvado siempre ha sido el instinto. La mente es la que traiciona a los mentales. La emoci贸n a los emocionales y las v铆sceras a los viscerales.

Mi miedo se huele, aunque entierre la duda en la decisi贸n. La mirada es el espejo del alma, la m铆a me traiciona.

Cuando la mente gana la batalla y me siento ahogada, exprimida, traicionada y humillada especialmente cuando una se esfuerza constantemente por aportar soporte psicol贸gico, se enciende la llama interior y entonces ya me da igual a qui茅n me lleve por delante. Cuando la angustia aprieta, que cada palo aguante su vela. Y as铆 me voy, como una ventolera, sin dar explicaciones, sin nunca m谩s nada.

Los a帽os han ido pasando y he conseguido ser consistente en muchos 谩mbitos, pero los extremismos no han cesado, solo se han paliado. A pesar de los a帽os, me sigue fallando la confianza en m铆 misma y cualquier comentario que toque la herida interna es susceptible de hacerme cambiar de opini贸n con tal de rendir pleites铆a a mi grupo, mi familia. Siendo consciente de esto, me doy cuenta de que sigo vi茅ndome como una ni帽a menor de edad. Ninguna de mis parejas estar谩 nunca a la altura de mi padre, a pesar de ver que tiene unas caracter铆sticas que me ponen del nervio. Y por otra parte esta ambivalencia entre la necesidad de mostrar mi vulnerabilidad y la incapacidad de hacerlo porque solo atraigo a hombres femeninos que siempre necesitan estar protegidos y acaparan toda la energ铆a. Y eso conforma un c铆rculo vicioso. Necesito desplegar mi feminidad pero siento que cada vez tengo que ser m谩s fuerte y grande porque el otro cada vez se hace m谩s peque帽o y d茅bil. Y cu谩nto m谩s crezco, m谩s dura y cu谩nto m谩s dura, m谩s atracci贸n para la energ铆a femenina. Y cuando me da por llorar entonces soy yo la dram谩tica y dudo de que esa persona sea para m铆. La duda, la duda constante hasta llegar a dudar de la duda.

Nunca pens茅 ser un 6 porque nunca tuve miedo a nada. No es el miedo, es la duda constante. En la juventud, dudar de lo que quer铆a hacer, qu茅 carrera estudiar y d贸nde hacerlo. Con el tiempo, qu茅 trabajo hacer, qu茅 ser en esta vida. De m谩s mayor, d贸nde vivir, aqu铆, all铆 o m谩s all谩. Cambios constantes porque siempre hay algo que no funciona, algo que no convence y el aburrimiento de fondo. Lo mismo con las personas, siempre hay una sombra de algo que huele mal. Muy pocos amigos pero los que est谩n, se quedan para siempre, todos ellos tienen un recorrido de a帽os y tengo garant铆as. Ninguno de ellos ha fallado, ninguno de ellos ha mentido, ninguno de ellos me hace desconfiar por ser demasiado o demasiado poco.

Tanto tiempo teni茅ndome como inflexible por 1 y en realidad… 隆chas! Pero si soy un 6, la madre que me pari贸. Desacreditaci贸n de m铆 misma, por mi misma. Los intentos de manipulaci贸n aunque sean inconscientes me hacen desbandar. Los perfiles demasiados densos con altibajos emocionales me hacen desconfiar, el caos me mutila la confianza.

Quiero ser leal, porque lo soy, siempre y cuando todo est茅 despejado. Un m铆nimo signo de algo… fuera, fuera, fuera y sin explicaciones. No lo quiero que bastante tengo yo con mi entrop铆a interna. Por eso la rigidez, la rutina, los extremos deben ser controlados. Si doy mi palabra, la cumplo siempre por obligaci贸n y aunque no tenga ganas porque da empaque y sensaci贸n de seguridad.

Procesando la noticia…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s