Perlas de tristeza y reflejos de luna

La tristeza perlaba los ventanales de mi fachada

Por las grietas de mi piel las raíces se enredaron en los pinceles que tantas veces te pintaron

Ya peino los reflejos de plata que la sonrisa de la media luna me devuelve tras

20 años pasados al olvido de tu recuerdo y al encuentro de tu olvido
En sombra me convertí con los humos al viento silbando los susurros de tus pensamientos. Nada yo fui mientras tu voluntad se iba tejiendo.
A tu sombra viví, incompleta, infantil todavía a pesar de la edad tardía.
Década de cadencia nula, de carencia de alimentos
En desérticos lugares en se transformaron cuerpo y alma.
Las áridas palabras que el comfortable puesto ostentado sembró
Las sequía de caricias, de miradas, de amor.
Amor que no se detuvo pues nunca estuvo ni en ti, ni en mí
Fui una oportunidad y tu una salida
Asoma tu nombre en mis sueños
Y el pintor se prepara para el cuadro descuadrado que de la realidad te separa
Se para el tiempo que la distancia agudiza
En humo me convertí con tu sombra escurridiza que al viento le desvelaba por los silbidos mis agujeros
Risotas burlescas que transformaste en pisotadas
Apaleada me dejaste en soledad y apartada
Al amparo disidente digo sí
Con estas letras me despido hasta la próxima década decadente en que me llames en sueños y por las raíces asomes
Y el pintor se prepare para el retrato mentira del amante al que nunca amé pero que llevo en el pesar del olvido y cuyo recuerdo a sombra con su moribundo crepúsculo el penar que perla los ventanales de mi fachada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s